Laudato si, cuidar la casa común

El Papa Francisco propone hacer del “cuidado al medioambiente” una obra de caridad

descargaEl año pasado, a principios de verano, el Papa Francisco publicaba su Encíclica “Laudato sí”, la cual no dejó indiferente a nadie, por su cercanía al ecologismo y su denuncia abierta contra el sistema político-económico imperante.

Este año, con motivo de la II Jornada mundial de oración por el cuidado de la creación, el Papa Francisco nos propone que “seamos misericordiosos con nuestra casa común”. Estas jornadas de oración mundial fueron instaurada por el propio pontífice en 2015 para pedir por el cuidado del medio ambiente.

“Tanto las personas cristianas como las que no lo son, hemos de estar unidos en demostrar misericordia con nuestra casa común ―la Tierra― y valorar plenamente el mundo en el cual vivimos como lugar de compartir y de comunión”, dijo el papa.

Francisco dijo que “toda persona que vive en este planeta” debería estar consciente de los sufrimientos de las personas menos afortunadas y de la devastación del medioambiente.

“Dios nos dio el don de un jardín exuberante, pero lo estamos convirtiendo en una superficie contaminada de ‘escombros, desiertos y suciedad'”, dijo el pontífice, citando la encíclica de 184 páginas publicada en junio de 2015.

Uno de los puntos más relevante del discurso fue su propuesta de hacer de la protección del medioambiente una obra de caridad.

“Me permito proponer un complemento a las dos listas tradicionales de siete obras de misericordia, añadiendo a cada una el cuidado de la casa común”, señaló el líder católico. En la fe católica hay 14 obras de misericordia: siete corporales y siete espirituales. Entre ellas se cuentan visitar a los enfermos, dar de comer al hambriento, dar posada al peregrino, visitar a los presos, enseñar al que no sabe, dar buen consejo a quien lo necesita, corregir a quien se equivoca, consolar al triste y otras.

El papa dijo que para cuidar de “la casa común” bastan pequeños gestos cotidianos y oración, pero también responsabilidad política y económica.

Francisco invitó a “hacer mejor uso del plástico y el papel, no desperdiciar el agua, la comida ni la energía eléctrica”. También pidió “diferenciar los residuos, tratar con cuidado a los otros seres vivos, utilizar el transporte público y compartir el mismo vehículo entre varias personas”.

“No puede haber una renovación de nuestra relación con la naturaleza sin una renovación de la humanidad misma”, “hay que hacer una revolución cultural audaz”, puntualizó el religioso.

cena-ecologica-querencia-mt-brasil

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s